Mamíferos que vuelan (Libro)

Mamiferos que vuelan
Información sobre la plantilla
Mamiferos que vuelan.Abel Hernandez.jpg
Portada del Libro
Autor(a)(es)(as)Abel Hernández Muñoz
Editorial:Gente Nueva
Diseño de cubierta:Nidia Fernández Pérez
GéneroDivulgación Científico Técnico
ImprentaInstituto Cubano del Libro
EdiciónMorayma Jacqueline Verdecia Hernández
Primera ediciónNidia Fernández Pérez
ISBN959-08-0486-1
PaísBandera de Cuba Cuba

Mamiferos que vuelan. Este libro da respuesta a todas las interrogantes acerca de los Murciélagos, esos inquietos duendes de la noche. Contribuirá a borrar mitos y conocer la importancia de su existencia para el hombre, y la conservación del ya frágil equilibrio ecológico.

Argumentos

Uno de los grupos zoológicos en el que se aprecia de manera más espectacular el papel de indicador biológico, es el de los murciélagos. Animales que en plena expansión evolutiva han conquistado todos los hábitats, mostrando con sus policromos pelajes y variadas formas un abigarrado panorama multicolor y polimórfico que ha cautivado al hombre, por su existencia misteriosa, desde la prehistoria.

En Cuba aún contamos con extensos bosques en las montañas, ciénagas, las zonas cársicas, áreas costeras y las cayerías, pero la intensa influencia humana sobre este medio natural, muy limitado, está desnivelando sensiblemente el equilibrio biológico.

Los frágiles ecosistemas insulares y montañosos se resisten fácilmente cuando las relaciones del hombre con la naturaleza no son armónicas, y esta amenaza se hace sentir con mayor intensidad en el caso de los murciélagos. Datos concretos sobre la disminución de determinadas poblaciones y la casi total desaparición de algunas especies, avalan la afirmación anterior.

Los elementos causales de tan grave situación derivan del desconocimiento que la población tiene de estos mamíferos voladores.

Los murciélagos son sin dudas uno de los grupos menos conocidos entre los mamíferos, incluso para los naturalistas, a pesar de tratarse de un orden capaz de colonizar todo tipo de hábitats, aún los más estrechamente ligados al hombre: rara será la construcción que, reuniendo un mínimo de condiciones, no albergue algunos de estos pequeños duendes de la noche.

Pero pocas personas advierten su presencia y mucho menos valoran su aporte al equilibrio ecológico.

Datos del autor

Abel Hernández Muñoz. Miembro de múltiples sociedades científicas, es también su ilustrador. La veracidad de las ilustraciones aquí presentadas, se logra gracias a su condición científica. Ya anteriormente había ilustrado otro libro suyo, Las aves y tú, premio en el Concurso Pinos Nuevos del año 2000.

Desde edades temprana, siente gran amor por la naturaleza y su afición por la observanción de los quirópteros que, unido a sus dotes de investigador de campo, han hecho de él un auténtico naturalista, pionero en el campo de la Quiropterología en territorio espirituano.

Contenido

  • Prólogo
  • Prefacio
  • Los ancestros
  • Ubicación científica
  • Mamíferos diferentes
  • Otro modo de percibir el entorno
  • Adaptados para volar
  • Ampliamente distribuidos
  • En busca de alimento
  • Empieza una vida nueva
  • Los temibles vampiros
  • El vampiro fósil de Cuba
  • Gigantes del grupo
  • Pigmeo alado
  • Los murciélagos de Cuba
  • Quiropterología cubana
  • Murciélagos y enfermedades
  • Los murciélagos y el hombre
  • Murciélagos asesinos
  • Duendes de la noche
  • Mañana será tarde
  • Colofón imprescindible
  • Anexos
  • Bibliografía

Fuente