Tesoro verde (Libro)

Tesoro verde
Información sobre la plantilla
18,5 cm x 13,2 cm.
Autor(a)(es)(as)Abel Hernández Muñoz
Editorial:Ediciones Luminaria-Editorial Gente Nueva.
ColecciónLa puerta de papel
GéneroDivulgación científica para niños
EdiciónArturo Delgado Pruna
Diseño de cubiertaJorge Méndez Calás
IlustracionesOsvaldo Pestana Montpeller
Primera edición2007
ISBN978-959-08-1078-7
PaísBandera de Cuba Cuba
DistribuciónDNL

Tesoro verde. Libro de divulgación científica, dedicado a niños y jóvenes.

Sinopsis

Con su proverbial conocimiento del entorno cubano, el autor muestra en Tesoro verde cómo interactúa con nosotros ese magnífico universo de plantas que a veces no sabemos apreciar: el inconmensurable tesoro verde del que todos somos dueños y que, sin embargo, algunos se niegan a cuidar. Abel Hernández es bien conocido del lector cubano por sus numerosas obras de divulgación científica.

Reseña

Aún se puede adquirir en las librerías de la red nacional Tesoro verde, de Abel Hernández Muñoz. Este libro de divulgación científica, dedicado a niños y jóvenes, forma parte de una estrategia editorial del Instituto Cubano del Libro, cuya pretensión es dar a conocer en todo el país la obra de creadores de provincia. Publicado en 2007 por Ediciones Luminaria (Sancti Spíritus), fue reimpreso luego, de conjunto entre aquella casa editora y Gente Nueva. El volumen, incluido en la colección La puerta de papel, que acoge también los géneros de narrativa, poesía, ensayo y teatro; fue seleccionado atendiendo a la calidad de su contenido, así como al trabajo editorial y del ilustrador. El prolífico Abel Hernández distingue su prosa por la mezcla que logra entre el rigor científico y la grata enseñanza. En Tesoro verde nos habla de la importancia que tienen las plantas, sin distinción de tamaños, para mantener la vida del planeta; explica la simbiosis entre ellas y los animales; recuerda lo imprescindible que es nuestro árbol nacional para el orgullo patriótico, aunque asimismo es útil para la cotidiana subsistencia; y denuncia, además, la improcedente actuación de quienes lucran con lo que gratuitamente les brinda la naturaleza. Los menos enterados aprenderán que en el Parque Nacional Caguanes, ubicado en una zona de la costa del municipio de Yaguajay, existen mangles que son preservados por su longevidad y tamaño descomunal. Algunos son tan gruesos que ni dos hombres pueden abracarlos. Conocerán igualmente que Los Cerros, en Fomento, forma parte de la Reserva Florística Manejada, que se creó con el objetivo de proteger la flora y la fauna de áreas de particular interés. Graciosas, sugerentes u objetivas, según lo requiere cada capítulo, resultan las ilustraciones, a cargo del talentoso joven Osvaldo Pestana Montpeller. Están ejecutadas con trazos limpios y no necesitan del color para estar a la altura del texto. Para bien nuestro, apenas ha terminado Abel la escritura de un libro, de inmediato se dispone a comenzar la del siguiente. Su más reciente entrega fue Cuba, encuentro con su naturaleza,(Luminaria, 2010).

Datos del autor

Abel Hernández Muñoz nació en Placetas, Las Villas, en 1962. Es licenciado en Biología por la Universidad de La Habana; miembro de la UNEAC, de la Asociación Ornitológica de Cuba y de la Sociedad de las Geociencias. Además, Máster en Ciencias de Ecología y Sistémática Aplicada. Preside en Sancti Spíritus la Junta Científica Asesora de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre. Labora como Director del Centro de Promoción Literaria Raúl Ferrer, de Sancti Spíritus.

Otras publicaciones

Fuente