Iguana cubana

(Redirigido desde «Cyclura nubila»)
Iguana cubana
Información sobre la plantilla
IguanasCubanas.jpg
Es una iguana grande, omnívoro encontrado en la isla de Cuba, muy impresionante.
Clasificación Científica
Nombre científicoCyclura nubila
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Orden:Squamata
Familia:Iguanidae
Hábitat:En islas remotas

Iguana cubana. Especie endémica de Cuba, la mayor del suborden Sauria,

Descripción

Miden 1.5 metros de longitud, es de color verdoso y no cambia de color como las lagartijas, posee una cresta dorsal formada por espinas aplastadas. Es un animal pacífico y robusto con una boca roja muy grande y cuando se siente atrapado suele golpear lateral con su cola larga, musculosa y aplastada. La cola está cubierta de gruesas y poderosas escamas que le sirven como punto de apoyo si necesita sostenerse.

Desde la prehistoria

Las iguanas tuvieron mejor suerte que sus parientes lejanos, los dinosaurios. Aunque se puede decir que ya en el remoto pleistoceno estaban en la Tierra, siguen existiendo en la actualidad.

Con solo ver una iguana se aprecia que es una especie muy antigua. Son reptiles de gruesa piel y lomo recubierto de escamas en forma de cresta acorazada, unas criaturas bastante feas, sin el carisma de los famosos saurios que los filmes de Steven Spielberg popularizaron hace unos años.

Se cree que los iguanodontes de hace millones de años eran herbívoros, pero gracias a la evolución las iguanas de hoy tienen una dieta omnívora: plantas, moluscos, culebras, gusanos, retoños y restos de comida.

Habitat

Las iguanas habitan en zonas costeras de la franja tropical y subtropical del planeta. La mezcla de arenas y piedras es lo ideal para ellas, pues se guarecen en túneles de 12 y 20 centímetros de ancho, unos 310 de largo y 13 de alto, que ellas mismas cavan en ese medio.

La Iguana o iguana verde es la verdadera iguana, de acuerdo con los científicos. En el área caribeña, habita en las costas de varios países, desde México, pasando por Centroamérica hasta Colombia, así como en las Antillas Menores. En las mayores, entre las que está Cuba, se conoce una subespecie llamada Cyclura nubila, de menor tamaño. De ella se conoce la azul de Gran Caimán (Cyclura nubila lewisi).

En Bahamas, Jamaica, Islas Turcas y otras, también se reportan subespecies de la Cyclura. Posiblemente una de las poblaciones más grandes exista en Cuba donde hay seis especies y 16 subespecies de Cyclura. Un dato conservador señala en más de un millar el número de esos animalitos, por lo que la luz roja del sistema de protección está encendida.

En Haití y Santo Domingo vive la llamada Cyclura cornuta, más agresiva que la cubana, que presenta encima de la nariz un cuerno en forma de uña. En las antillas menores también hay una Iguana delicadísima. A la subespecie cubana se le llama Cyclura nubila nubila.

Características

Ágil corredora y saltadora

El cuerpo de la iguana es el de un lagarto muy fuerte y su desplazamiento en general es lento, aunque si es necesario corre ágilmente y hasta salta. Su descripción general sería: reptiles de cuatro patas, de cuerpo musculoso, rechoncho. Posee una cresta dorsal en forma de serrucho y una suerte de colgajo en el cuello o papada, que tienden a contraer, no a expandir, cuando están incómodas.

El aspecto acorazado y la rugosidad de la piel casi lo convierte a nuestros ojos en un animal prehistórico. Tiene los cachetes cubiertos de placas duras, posiblemente para protegerse del roce de sus rocosos nidos.

Morfología

Sus patas terminan en fuertes garras o peines. Con las delanteras cava y con las traseras se ayuda para tapar los huecos que abre.

Ambiente

En las cuevas donde habita aunque convivan en gran número, lo hacen con cierta organización, algo así como “juntas pero no revueltas”. De acuerdo con los especialistas, el aspecto agresivo de las iguanas es pura apariencia. A veces abren la boca y sus fauces lucen amenazadoras. Pero no agreden jamás sin razón. Hasta pueden convertirse en mascotas del hombre. Identifican las voces y comen de la mano.

En las colonias de iguanas hay un macho dominante. Este es el primero en comer cuando se le brinda alimento, después le secundan sus "lugartenientes", luego la hembra más brava, y después el resto. Un espectáculo gracioso es el de un animal parado en dos patas tratando de alcanzar un fruta alto o una flor.

La Iguana iguana es más aérea que terrestre, es decir que puede trepar hasta los árboles para conseguir alimento, pero la variedad de Cycluras de las Antillas Mayores es más terrestre.

En general es un animal que teme al hombre. Su cuerpo, como el de todos los reptiles necesita de la temperatura ambiente para regular su propia temperatura. En fin, necesita de los rayos del sol para calentar su cuerpo, pero cuando hay mucho viento o llueve, no sale de sus túneles.

Sexo y reproducción

Este saurio alcanza la madurez sexual hacia los cuatro o cinco años de vida. La temporada de reproducción suele ocurrir de marzo a septiembre, en el caso de la Ciclura. La verde comienza en octubre hasta el mes de mayo. El macho detecta a la hembra debido al fuerte olor de las feromonas (hormonas sexuales volátiles) expelidas en época de reproducción.

Una vez ocurrido el apareamiento, la hembra pone de cinco a 24 huevos (Cyclura) y de 25 a 35 (Iguana verde) en cada camada, en huecos que abren en la arena. Los huevos son de color blanco. Si la temperatura es caliente, la incubación dura de 60 a 70 días y si es más fría de 70 a 90. Durante cierto tiempo, la hembra da vueltas alrededor de la zona del nido.

En la época del nacimiento, las iguanitas van saliendo hacia arriba y todas juntas rompen la capa de arena que las protege. Una vez fuera, cada una toma una dirección diferente, encaminándose a la zona de matorral costero para protegerse. Deben enfrentarse algunas veces a los gatos, perros jíbaros y mangostas que están al acecho. La iguana cubana llega a alcanzar hasta cinco kilogramos de peso, mientras que la verde llega a tener de 10 a 12 kilogramos.

Son magníficas nadadoras y suelen trasladarse de cayo en cayo por su propio esfuerzo. Tienen un buen oído y mejor visión.

Las Iguanas en Cuba

La iguana cubana (Cyclura nubila nubila) es una iguana endémica de Cuba, de la especie Cyclura nubila. Habita en la totalidad de las provincias de la isla y cayos e islotes que conforman el archipiélago. Puede encontrarse en árboles y grutas fundamentalmente costeras, su carne al igual que los huevo son comestibles.

Esta incluida dentro del género reptiles saurios, iguánidos de cuerpo comprimido, escamas del dorso pequeñas, cola larga y lateralmente comprimida, con un pliegue transversal de la piel a la garganta y una cresta espinosa a lo largo del dorso.

La dieta se basa esencialmente en alimentos de origen vegetal. De los cactus ingieren todo y muy en particular flores y frusto. Las adultas completan su alimentación con otras plantas costeras, de las cuales ingieren cantidades bastante grandes. Sin olvidar su condición herbívora algunas veces consume carnes que captura fácilmente como peces y crustáceos muertos.

Como sus parientes los cocodrilos o las tortugas marinas, la Iguana desova en un nido que la hembra cava a una profundidad de hasta 85 centímetros, y sus huevos son muy parecidos a los de gallina, con la diferencia de que se "empollan" por radiación solar.

Aun cuando la Iguana cubana, también conocida como Iguana de las piedras, existe en mayor número que cualquier otra de sus parientes del género Cyclura, sí es un reptil protegido por la convención CITES, que regula la comercialización y el trasiego entre fronteras de las especies consideradas en peligro de extinción.

Los lugares en que pueden contemplarse las iguanas en Cuba son Cayo Largo del Sur (en cayo Iguana concretamente), los cayo Coco, Guillermo y Romano y en Cayo Santa María; hacia el Occidente en el Parque Nacional Marino Costero Península de Guanahacabibes, y en general en la parte pedregosa y menos habitada del litoral norte de la Isla. Es usual verlas tomando el sol, para regular su temperatura.‎

Iguana cubana

Aunque no es agresiva gratuitamente, si se le ataca, cosa que no recomendamos hacer a nadie, puede dar fuertes coletazos, mordidas o cortes con sus garras. Pero sabemos que el viajero de buena fe, sabrá respetar el espacio que este animal tan especial se ha ganado dentro de la naturaleza. En varios países caribeños tienen por costumbre consumir la carne, que se dice sabe a mariscos, y aprovechar la piel de este reptil.

En Cuba, afortunadamente, tal hábito no está extendido. Pero preocupa igualmente la reducción del número de esa especie. Los proyectos de expansión del turismo cuidan de no dañar los roquedales costeros que pueden servirle de refugio.

Además, se ha trabajado en la educación de personas que -por ejemplo, los campesinos creen erróneamente que las iguanas atacan a sus crías de pollos, por lo que las persiguen.

De modo que para seguir existiendo y mostrándonos que vienen de la prehistoria, las iguanas hoy cuentan con la sensibilidad del hombre en muchas partes del Caribe.

Causas de disminución

Degradación del hábitat

Medidas de conservación

En Cuba existe un sistema nacional de áreas protegidas, con el que se aplican planes para el manejo de las especies amenazadas. Se desarrollan proyectos de investigación que permitan elevar el conocimiento sobre las especies endémicas; se efectúan actividades en escuelas para elevar el conocimiento sobre las mismas, explicando la importancia de la conservación de los recursos naturales. Se creó la Ley Penal Del Ambiente y Ley de Protección a la Fauna Silvestre por la que se fijan las pautas para el tratamiento de la fauna.

Fuentes