Taxonomía

(Redirigido desde «Nomenclatura (biología)»)
Taxonomía
Información sobre la plantilla
Nomenclatura biológica.jpg
Concepto:Es la disciplina biológica referida a la teoría y práctica de la clasificación de los organismos.

Taxonomía. Es una subdisciplina de la Biología sistemática, que estudia las relaciones de parentesco entre los organismos y su historia evolutiva, actúa después de haberse resuelto el árbol filogenético de los organismos estudiados.

Objetivos

La Taxonomía tiene como fin, organizar al árbol filogenético en un sistema de clasificación. Para ello, la escuela cladística (la que predomina hoy en día) convierte a los clados en taxones.

Un taxón es un clado al que fue asignada una categoría taxonómica, al que se otorgó un nombre en Latín, del que se hizo una descripción, al que se asoció a un ejemplar "tipo", y que fue publicado en una revista científica. Cuando se hace todo esto, el taxón tiene un nombre correcto.

De hecho, la Nomenclatura es la subdisciplina que se ocupa de reglamentar estos pasos, y se ocupa de que se atengan a los principios de nomenclatura.

La taxonomía de Linneo

Esta taxonomía, clasifica a los seres vivos en diferentes niveles jerárquicos, comenzando originalmente por el de Reino. Hoy, se considera el dominio como una jerarquía suprarreinal, dada la reciente necesidad de incluir también a Bacterias y a Arqueas.

Los reinos se dividen en Filos o Phyla (en singular, Phylum) para los animales, y en Divisiones para Plantas y otros organismos. Éstos se dividen en Clases, luego en Órdenes, Familias, Géneros y Especies.

Aunque el sistema de Carlos Linneo es el único sistema de clasificación básica que actualmente cuenta con la aprobación científica universal, la expansión del conocimiento ha dado lugar a una expansión del número de niveles jerárquicos.

Entre las subdivisiones posteriores, han surgido entidades como superclases, super, sub e Infraórdenes, súper y Subfamilias, Tribus y Subtribus. Muchas de estas jerarquías adicionales surgen en el estudio de los diferentes grupos de especies, como son los insectos, de cuyo estudio se encarga la entomología (del griego éntomos, «insecto», y logos, «ciencia»), que requiere clasificar nuevas especies. Cualquier campo biológico que estudie las especies está sujeto a la clasificación Taxonómica linneana, y en extensión, a sus rangos jerárquicos, particularmente si se lleva a cabo la integración de organismos vivientes con especies Fósiles.

Será conveniente entonces aplicar herramientas más novedosas de clasificación, como la cladista. Tras el rango de especie, se pueden dar también subrangos, tales como subespecie y Raza en animales, y variedad y forma en Botánica, aunque en ésta última disciplina, el término subespecie también es utilizado.

Ejemplo de clasificación linneana del hombre

Como ejemplo, se colocará la clasificación linneana moderna del ser humano.

  • Reino: Animalia (Organismos Heterótrofos eucariotas sin Pared celular y Pluricelulares).
  • Phylum: Chordata (Organismos, primitivamente, con Notocorda).
  • Clase: Mammalia (Organismos con [[glándulas mamarias, funcionales en las hembras, que secretan Leche para la Nutrición de la cría. Homeotermos y con Pelo).
  • Orden: Primates (Ojos frontales, Pulgar oponible).
  • Familia: Hominidae (Cerebro desarrollado y con Neocórtex, Visión estereoscópica).
  • Género: Homo (Espina dorsal curvada, posición Bípeda permanente).
  • Especie: Homo sapiens (Huesos craneales delgados, capacidad vocalizador.

Evolución de la taxonomía después de Linneo

Originalmente, Linneo estableció tres reinos: Vegetabilia, Animalia y un grupo adicional para minerales, que fue pronto abandonado. Desde entonces, varias formas de vida han sido movidas de un reino a otro. Después se produjo una reorganización en cuatro reinos, al diferenciar los Hongos de las Plantas, y después de que Leeuwenhoek descubriera los Microorganismos se conformaron los reinos Animalia, Plantae, Fungi y Protoctista.

Tras el uso del microscopio electrónico, se propuso el sistema de cinco reinos, separando el Reino Mónera de los Protistas. Este sistema permaneció mucho tiempo, y estuvo muy arraigado, hasta el descubrimiento de las Arqueas y los estudios de genómica con el gen codificante para el ARNr- 16s.

Ahora, se consideran seis reinos en tres dominios, dos Procariontes y uno Eucarionte: Archaea, que incluye a todas las arqueas, Bacteria, que incluye al reino antiguamente llamado Monera, y los cuatro reinos de Eukarya.

Nomenclatura biológica

Es la subdisciplina de la taxonomía, que se ocupa de reglar los nombres de los taxones. La nomenclatura bilógica actúa una vez que los taxónomos decidieron qué taxones habrá y a qué categorías taxonómicas pertenecen.

Códigos básicos

La nomenclatura biológica y sus reglas se recogen en dos códigos básicos: el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica y el Código Internacional de Nomenclatura Botánica, ambos basados en la obra del sueco Carl von Linneo, naturalista que, en 1735, desarrolló la nomenclatura binómica —de dos nombres— para clasificar y organizar los animales y las plantas.

Su complejidad es enorme, y esto es debido a que el mundo biológico es inmenso y también es debido a que las familias se crean y se deshacen conforme se descubren nuevos organismos; existe un continuo cambio.

El empleo del latín como lengua para los nombres científicos obedece a razones históricas; además, esta lengua muerta es la base de las lenguas románicas (derivadas del latín vulgar empleado por los legionarios romanos), entre las cuales se halla el español. De ese modo, cada ser vivo tiene un nombre que es utilizado universalmente.

Identificación de los organismos

Cada organismo se identifica por dos términos en latín, el primero de los cuales corresponde al género y el segundo a la especie. Ambas palabras se escriben en cursivas; el nombre genérico, con inicial mayúscula, y el de la especie, con inicial minúscula; no se usan tildes y tampoco la ñ.

A pesar del rigor que caracteriza a la nomenclatura biológica, los científicos se toman sus libertades. Según refiere el biólogo español, Fernando Pardos, profesor de zoología de la Universidad Complutense. El propio Linneo bautizó familias enteras de mariposas con los nombres de los héroes de la guerra de Troya: Papilio ajax, P. helenae, P. paris, P. macao, P. ulyses, etc.

Hoy en día, casi agotados los héroes de la mitología clásica, los científicos recurren a otras mitologías y así hay avispas dedicadas a personajes de la saga de "La Guerra de las Galaxias": Polemystus chewbacca y P. vaderi.

Nombres dedicados a personalidades

A veces, los nombres se dedican a alguna personalidad, ilustre o no, por ejemplo, entre las especies endémicas cubanas, el Gavilán Batista, copete o cangrejero se denomina Buteogallus gundlachiiButeogallus (gavilán en forma de gallo), gundlachii (en homenaje al Dr. Juan Gundlach, naturalista alemán que vivió en Cuba por más de 50 años estudiando fauna y, en particular, las aves)-.

El arriero, Sautothera merliniSautothera (comedor de lagartos), merlini (dedicado a la condesa de Merlin, (La Habana, 1789-Francia, 1852) considerada la primera escritora de Cuba).

En otras ocasiones, se destaca alguna cualidad esencial como Centurus superciliaris, nombre científico del Carpintero jabado, que quiere decir de cola puntiaguda y sobre la ceja. También el hábitat puede influir, como en la especie Centurus sanfelipensis, nombre que se da al carpintero jabado que habita en la zona de los cayos de San Felipe.

Actualidad

En la actualidad se reconocen varios niveles de organización y se utiliza un sistema basado en el de Linneo y que se ha ido ampliando, de manera que todo organismo que se clasifica tiene que pasar por 7 categorías obligatorias (reino, tronco, clase, orden, familia, categoría, especie). Cada uno de los rangos obligatorios se puede subdividir para dar más flexibilidad al sistema, un ejemplo puede ser el superorden o el suborden. Conforme se desciende por el sistema se gana en afinidad.


Fuentes