Cormorán guanay

(Redirigido desde «Phalacrocorax bougainvillii»)
Cormorán Guanay
Información sobre la plantilla
Cormorán guanay.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoPhalacrocorax bougainvillii
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Siliformes
Familia:Phalacrocorax

Cormorán guanay. También conocido como guanay, pato lilo o pato de mar, es una especie de ave suliforme de la familia Phalacrocoracidae propia de Sudamérica. Es un importante productor de guano, que se emplea en la agricultura como fertilizante.

Caracteristicas

Es un ave grande (78 cm) de cuello largo, manto negro y pecho blanco. Tiene el pico gris con un toque de rojo en la base y una zona sin plumas de color rojo alrededor de los ojos y anillos orbitales verdes. Sus patas son rosadas. Los juveniles tienen las partes inferiores más opacas y las superiores de marrón apagado. Son animales gregarios ocupando porciones ventiladas de una isla o playa y vuelan en bandadas muy grandes a escasa altura del mar siguiendo a los cardúmenes de anchoveta, sardinas y machetes.

Hábitat

Es un ave guanera de la corriente de Humboldt que habita en colonias de cientos de miles de individuos en las islas de la costa peruana donde anida en superficies planas.

Distribución

Puebla las costas de Chile, Perú y Ecuador. Es vagante en las aguas del Océano Pacífico de Colombia, Panamá y extremo sur de la Argentina. En este último país la especie también cuenta con dos colonias de nidificación, ambas en la Provincia de Chubut, en el mar Argentino, las únicas en todo el Atlántico. Estas dos últimas subpoblaciones se hallan en una leve recuperación después de haber llegado casi a su extinción, aunque aún se hallan en peligro grave. Los escasos ejemplares atlánticos sufren una absorción genética al hibridarse con ejemplares de la enorme población de sus parientes más próximos: el cormorán de cuello negro, y el cormorán imperial.

Nido y reproducción

En la época de celo se emparejan y colocan los nidos partiendo del centro de la colonia hacia afuera. Sus nidos son montículos de guano que dan la impresión de un crater, sumado esto a que anidan muy juntos da la impresión de un paisaje lunar. La hembra deposita los huevos y a partir de entonces la incubación es una responsabilidad de pareja, que acometen en forma alternada. La alimentación de los polluelos es también responsabilidad alternada de ambos padres, nunca quedan abandonados y siempre uno de los progenitores se queda cuidándolos.

Fuente