Tinogasta (Argentina)

(Redirigido desde «Tinogasta»)
Tinogasta (Argentina)
Información sobre la plantilla
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Argentina Argentina
 • ProvinciaCatamarca
 • DepartamentoTinogasta
Tinogasta (Provincia de Catamarca - Argentina).svg.png
Ubicación en el mapa.

Tinogasta es una ciudad de 23.000 habitantes, ubicada en el departamento Tinogasta (uno de los 16 departamentos en los que se divide la provincia de Catamarca, en Argentina).

Historia

Fue poblada por grupos de indígenas pre cerámicos desde al menos 10000 años AP (antes del presente).

La zona estuvo habitada por comunidades aborígenes como los abaucanes, sahujiles, pituiles, huatungastas, mayupucas y fiambalaos.

Entre 1475 y 1536 la zona sufrió la invasión y ocupación por parte de los incas del imperio Tahuantinsuyo y tras su derrumbe, llegaron los conquistadores españoles con la entrada de Diego de Almagro, el primer conquistador que incursionó en esta región, quien penetró por la Quebrada de Zapata, siguió el curso del río Abaucán hasta llegar a la aldea de Fiambalá.

A principios del siglo XVIII, la actual ciudad de Tinogasta era un «pueblo de indios», gobernado por un curaca o cacique. Hacia 1713, el cacique era Don Miguel Chanampa y su pueblo era encomienda del General Don Esteban de Nieva y Castilla. Después de las Guerras Calchaquíes y habiendo surgido problemas entre españoles e indios, Nieva y Castilla mandó delimitar el pueblo (1733).

El primer colonizador español fue Don Gregorio Bazán de Pedraza que obtuvo del Gobernador del Tucumán Don Félix de Argandoña (1667) una merced de tierras de 100 leguas cuadradas dentro de la cual quedaría el Valle de Tinogasta y todo el Valle del Abaucan que corre hacia el norte.

Bazán de Pedraza ubicó su residencia en Anillaco y fundó dos mayorazgos: uno en Fiambalá y otro en Anillaco. A la muerte de Bazán de Pedraza, la merced fue vendiéndose en fracciones.

En 1780 fue erigida la parroquia de San Juan Bautista, con cabecera en Tinogasta como desprendimiento del curato de Londres. En 1848 comenzó el proceso de urbanización de la villa por iniciativa del padre Alejandrino Zenteno, quien logró que los vecinos donaran el espacio correspondiente para delimitar una plaza principal y ocho manzanas circundantes.

Nombre

El término Tinogasta significa "lugar de encuentro" y es realmente el sentido estricto del espíritu que hoy día tiene esta localidad catamarqueña.

Características

Distancia desde la ciudad capital (San Fernando del Valle de Catamarca): 279 km

Límites:

Altitud: 1500 msnm

Coordenadas geográficas: 28°04′00″S 67°34′00″O

Superficie: 23. 852 km2

Población: 22.278 habitantes según el censo del año 2010.

Economía

La base de la economía de esta región es la agricultura y en particular la vitivinicultura, con la existencia en la actualidad de varias bodegas boutique que ya han sido premiadas a nivel internacional, donde se destacan variedades como malbec, bonarda y cabernet.

Lugares de interés

Museos

La localidad cuenta con 2 museos arqueológicos que se denominan: Museo Arqueológico Dr. Rafael Alanís y Museo Arqueológico Municipal Tullio Robaudi. En ambos hay muestras de cerámicas precolombinas pertenecientes a las culturas precolombinas Condorhuasi, Belén, La Ciénaga y Santa María.

Termas La Aguadita

Se encuentran ubicadas a pocos kilómetros de Tinogasta, a los pies de la Sierra de Famatina y sobre los 1450 metros de altura. Sus aguas minerales surgen a temperaturas que oscilan los 38°C y 70°C.

Poblado prehispánico Batungasta

Se encuentra el yacimiento arqueológico de Batungasta, ubicado en la confluencia de la quebrada de la Troya con el valle de Abaucán. Ha sido declarado Monumento Histórico Nacional.

Diversos estudios arqueológicos reconocen la zona como dominio inca, pudiéndose observar la disposición que obtuvo como Ciudad Cabecera, escenario de enfrentamientos indígenas y posteriormente evangelizados por los españoles.

La Ruta del Adobe

Un trayecto de 50 km que abarca las localidades de Tinogasta y Fiambalá, nos deleitará con pintorescas panorámicas de construcciones típicas de la región realizadas con adobe (mezcla de barro, paja y estiércol).

Construcciones típicas de la zona, sencillas, de rasgos simples pero estructuras fuertes, sobre todo resistentes a las inclemencias del tiempo. Aislantes del crudo invierno y del sol de verano.

Los seismiles

Las montañas más altas de esta zona se conocen como «los seismiles». Se trata de volcanes y nevados, que superan todos ellos los 6000 metros de altura sobre el nivel del mar, de allí su denominación.

Entre los más importantes debemos destacar

  • el monte Pissis (de 6882 msnm),
  • el volcán Ojos del Salado (de 6864 msnm),
  • el monte Walter Penck (de 6658 msnm),
  • el Nacimientos (de 6480 msnm),
  • el Incahuasi (de 6640 msnm) y
  • el San Francisco (de 6080 msnm).

En su mayoría evidencian la presencia de relictos arqueológicos relacionados al culto a los Apus o divinidades protectoras de los pueblos andinos.

Existen también algunos picos menores que son utilizados por los montañistas para el aprestamiento a los seismiles, el paisaje es increíble con salinas y salares intermedios con lagunas donde poder hacer safaris fotográficos, establecer rutinas de trekking o aclimatarse para enfrentarse a las altas cumbres.

Fuentes