Tres guineas (libro)

Tres guineas (Libro)
Información sobre la plantilla
Tres guineas.jpg
Título originalTres guineas
Autor(a)(es)(as)Virginia Woolf
Editorial:Prensa de Hogarth
Géneronovela-ensayo
PaísReino Unido

Tres guineas. Publicada en 1938 en respuesta a una carta en la que se le pedía su opinión sobre cómo evitar la guerra, Virginia Woolf analiza en profundidad la discriminación de que es víctima la mujer, y reivindica sus derechos a recibir la misma educación que el hombre y a tener las mismas oportunidades profesionales y sociales, como base indispensable para la formación de un mundo integrado, racional y pacífico.

Sinopsis

Me desagrada dejar sin contestación una carta tan notable como la suya, una carta que quizás sea única en la historia de la humana correspondencia, pues ¿cuándo se ha dado el caso, anteriormente, de que un hombre culto pregunte a una mujer cuál es la manera, en su opinión, de evitar la guerra?
Así empieza este espléndido ensayo de Virginia Woolf, planteado como repuesta a las preguntas de un caballero que pedía su opinión sobre las maneras de evitar la Segunda Guerra Mundial. Como era habitual en ella, la gran autora aprovecha esta ocasión para analizar en profundidad la discriminación de que era víctima la mujer y reivindicar el derecho a tener la misma educación y oportunidades profesionales que el hombre. Solo así se llegaría a la realidad de un mundo racional y pacífico, donde una dama podría contestar libremente a cualquier pregunta.
Setenta y cinco años después de su primera publicación, Tres guineas , que puede leerse como una elaboración de los temas ya planteados en Un cuarto propio, es un texto que aún se disfruta con placer e interés, y no solo por la espléndida prosa de Virginia Woolf, sino también por su vigencia: si es verdad que hoy en día las mujeres en Occidente hablan y opinan, la voz que las oye aun es la de un caballero que no ha aprendido a escuchar.

Datos del autor

Virginia Woolf escritora de imaginación desmedida, una imaginación sin frenos, que se autoanalizaba para observar sus subidas y sus bajadas, su dolor y su capacidad para seguir escribiendo.
Woolf dedicó su vida por completo a la literatura. Experimentó con nuevas formas que llegarían a englobar la auténtica realidad de la existencia, y quiso bucear en los pensamientos de sus personajes para hacerlos retroceder y progresar hasta que el lector tuviese la verdadera impresión de saberlo todo sin que realmente ningún narrador hubiera tenido que explicar nada. No debemos olvidar que lo que Virginia Woolf pretendía en sus obras era desprenderse del mundo material y llegar a reflejar una realidad interna que no se ve pero que, indudablemente, existe.

Fuentes