Cáncer de garganta

Revisión del 14:00 8 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Cáncer de garganta o laringe
Información sobre la plantilla
Garganta o faringe 9555 (Medium).jpg
Clasificación:Crónica no transmicible
Forma de propagación:Consumo excesivo de alcohol y tabaco. Infecciones causadas por ciertos virus, etc.

' Cáncer de garganta o laringe. Es el cáncer de las cuerdas vocales, la laringe y otras áreas de la garganta, se encuentra entre los que se conocen con el nombre de cáncer de cabeza y cuello.

Características

Este tipo de cáncer se encuentra entre los que se conocen con el nombre de cáncer de cabeza y cuello, que se encuentran localizados en los senos paranasales, nasofaringe, orofaringe (amígdala, paladar blando, base de lengua), hipofaringe, laringe, cavidad oral (mucosa oral, encía, paladar duro, lengua y suelo de boca), lengua y glándulas salivales. Se puede considerar un tipo de tumor infrecuente, ya que representa un 5 por ciento de todos los tumores no es de los más conocidos. La edad media de aparición está por encima de los 50 años. Igualmente, es un tumor predominantemente masculino y, según los datos registrados en la SEOM, su distribución por sexos en países como España es de 10 varones por cada mujer que lo padece, aunque en los últimos años debido al aumento del hábito de fumar en la mujer este cociente se ha viendo modificado.

Causas y factores de riesgo

Las personas que fuman o que de cualquiera otra forma utilizan el tabaco están en riesgo de sufrir cáncer en la garganta. El consumo de alcohol en exceso también aumenta el riesgo. El hecho de fumar y beber alcohol lleva a un aumento del riesgo de cánceres en la garganta. La mayoría de los cánceres de garganta se presentan en adultos mayores de 50 años y los hombres tienen 10 veces más probabilidad que las mujeres de desarrollarlos. La causa precisa del cáncer de garganta todavía es desconocida.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento. Algunos de estos factores son los siguiemtes:

  • Fumar o el uso de algún producto del tabaco (inhalado o masticado)
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Deficiencia de vitamina A
  • Dieta baja en frutas y verduras
  • Sistema inmune deprimido
  • Sexo: Masculino
  • Edad: 40 ó mayores
  • Infecciones causadas por ciertos virus tales como:
    • El virus de Epstein-Barr
    • El virus del papiloma humano
  • Exposición a radiaciones
  • Consumo excesivo de alimentos preservados o pescado
  • Consumo de marihuana
  • Exposición a ciertos materiales como:
  • Refinación de níquel
  • Trabajo con madera
  • Trabajar con fibras textiles

Síntomas y Exámenes

los síntomas que alertan de su aparición, el presidente de la SEOM destaca el dolor de garganta, dolor al tragar, saliva sanginolenta, nódulos en el cuello y, todo esto, acompañado de la perdida de peso y malestar general. Normalmente son síntomas locales como dolor de garganta, al tragar y aparición de ganglios en la garganta en el cuello por eso se suele confundir con infecciones, como amigdalitis, dolencias de los dientes o muelas del juicio. También puenen aparecer:

  • Sonidos respiratorios anormales (sonidos chillones)
  • Tos
  • Expectoración con sangre
  • Dificultad en la deglución
  • Ronquera que no mejora en 1 ó 2 semanas
  • Dolor en el cuello
  • Dolor de garganta que no mejora en una a dos semanas, ni siquiera con antibióticos
  • Hinchazón o protuberancias en el cuello
  • Pérdida de peso involuntaria

Por este motivo, es aconsejable que con las primeras sospechas se acuda al médico de Atención Primaría.

Diagnóstico

Teniendo en cuenta que las molestias son generales, llegar al diagnóstico puede ser complicado,pueden pasar incluso meses antes de llegar al diagnóstico. Aunque, depende especialmente de las circunstancia socio sanitarias del paciente. A veces este tipo de cáncer es pequeñito, no hay una úlcera o un sangrado claro puede ser confundido con proceso banales de origen dentario. Por eso es necesario la realización de examenes tales como:

  • Biopsia del tejido para confirmar la presencia de un tumor canceroso.
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Resonancia magnética de la cabeza
  • Laringoscopia

Tratamiento

Es un cáncer difícil de tratar, devido a que la garganta es una zona importante donde se producen movimientos espontáneos y automáticos, por donde tiene que pasar la comida y el aire. Por lo que se trata habitualmente con radoterapia junto con quimioterapia o anticuerpos monoclonales, una combinación habitual en el abordaje de diferentes tipos de tumores que, según experto es un tratamiento muy agresivo. Dejando como principales secuelas del tratamiento es la falta de saliva, además muchos pacientes tiene problemas en la deglución de alimentos, lo que conlleva que la nutrición sea un problema en muchos de estos pacientes. No obstante los expertos son optimistas y afirman que, una vez recuperado, se puede volver a la vida normal. Otros tratamientos se basan en extirpar por completo el cáncer y evitar su diseminación a otras partes del organismo. Cuando el tumor es pequeño, se puede utilizar ya sea la cirugía o la radioterapia solas para eliminarlo. Cuando el tumor es más grande o se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello, a menudo se utiliza una combinación de radioterapia y quimioterapia para preservar la laringe. Algunos pacientes necesitan cirugía para extirpar el tumor, incluyendo todo o parte de las cuerdas vocales. Si le practican una laringectomía, usted puede aprender otras formas de hablar con terapia del lenguaje. Muchos pacientes también necesitan una terapia de deglución después del tratamiento con el fin de ayudarlos a acomodarse a los cambios en la estructura de la garganta.

Expectativas

Los cánceres de garganta se pueden curar en el 90% de los pacientes si se detectan a tiempo. Si el cáncer se ha diseminado a los tejidos circundantes o a los ganglios linfáticos en el cuello, del 50 al 60% de los pacientes se pueden curar. Si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo por fuera de la cabeza y el cuello, es incurable y el tratamiento está encaminado a prolongar y mejorar la calidad de vida. Después del tratamiento, los pacientes generalmente necesitan terapia para ayudarlos con el habla y la deglución. Un pequeño porcentaje de los pacientes (5%) no pueden tragar y será necesario alimentarlos a través de una sonda de alimentación.

Prevención

Para prevenir la enfermedad evite fumar o cualquiera otra forma de exposición al tabaco. Además, reduzca o evite el consumo de alcohol.

Fuente