Hada

Revisión del 03:32 22 ago 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Hada
Información sobre la plantilla
Raza de Mitología griega
HADAS40.JPG
Características
Nombre Científico:Homo fata vulgaris
Hábitat:Variado, principalmente subterráneo
Longevidad:Variable
Medidas:0,6-1,2 m de estatura
Distribución:Todo el mundo

Hada. Esta palabra procede del latín "fata", derivado a su vez del vocablo "fatum", que significa el hado o el destino. En la Edad Media lo definían como divinidad o fuerza desconocida, que según los gentiles, obraba irresistiblemente sobre las demás divinidades y sobre los hombres y los sucesos.

Definición

En su definición etimológica, se entiende por Hada: ser fantástico con forma de mujer y a la cual se le atribuyen poderes mágicos.

Para los sajones la palabra "ferie" hace referencia al mundo de las hadas como entidad, se refiere a un lugar geográfico. En español se convierte en "féerico", que significa maravilloso o fantástico, aplicándolo a por ejemplo, la música féerica o de las hadas.

Las Hadas o Fares corresponden a la misma corriente de vida que los "de la Naturaleza", sólo que con mayor evolución, ya que pertenecen al plano mental. La materia de qué están hechas las Hadas es sutil y etérea, traslúcida, y es así, bajo esta apariencia que se las puede ver cuando se dignan mostrarse a los humanos, mas cuando permanecen invisibles, entonces se muestran situadas en el plano astral, pudiendo vernos ellas y nosotros no.

Su corporeidad es muy particular “sensible y fluida, puede ser moldeada por cosas tan tenues como el pensamiento”. Así pues, la apariencia de los seres feéricos reflejará con frecuencia las ideas preconcebidas que de ellos tengamos”. “Por razón de la naturaleza de su estructura etérea, el hada puede variar de tamaño a voluntad”.

“Para adoptar una nueva forma, el hada ha de concebirla con claridad y fijarla firmemente en su conciencia, pues tan pronto como abandona la idea, vuelve a su primitivo estado normal”.

Características

  • Todas son seres femeninos,(aunque la apariencia de algunas pueda parecer lo contrario) vinculadas a la naturaleza, sobre todo el mundo acuático, forestal o telurio.
  • Todas tienen muy cuidado el cabello, siempre limpio,suave, hermoso, fino y de una gran belleza.
  • Tienen un voz suave y muy cautivadora
  • Sus ojos suelen ser verdes o azules y muy profundos
  • Algunas de ellas van desnudas, y otras llevan finas túnicas blancas, azuladas o plateadas como si fueran capas.
  • Lavan madejas de lana cuyos hilos parecen ser de oro,e hilan dichas madejas con una rueca de oro.
  • Suelen reposar en las entradas de alguna cueva, en las orillas de los ríos o fuentes, y cerca de ellas siempre se pueden encontrar hermosas flores.
  • Les gusta danzar en coro.
  • Tienen sustancios palacios, posesiones y riquezas.
  • Roban niños y jóvenes humanos, cambiando a estos por unas réplicas.
  • Suelen proferir amenazas, lanzar desgracias y/o maldiciones.
  • En ocasiones se presentan en forma humana, pero con alguna deformidad que siempre intentan ocultar, por ejemplo largos pechos (ijanas), pies de cabra o de oca (lamias), colas de pescado (sirenas) etc.
  • Tiene todas un tabu especial que no soportan; la sal.
  • En el dia y noche de San Juan (solsticio de verano) es cuando pueden perder su invisibilidad y transformarse en bellas mujeres perfectas físicamente.
  • Les gusta la música suave y melodiosa, molestándoles mucho el ruido estridente.

Hábitat de las hadas

Cuandolos milesios derrotaron a las Tuatha, se produjo un gran cisma entre las hadas que viajaron a ultramar y las que permanecieron en las islas británicas. Las que optaron por partin ocupan ahora varias islas del Atlántico cuya localización es un misterio geográfico.

No aparecen en los mapas humanos, rara vez son avistadas por los barcos o aviones modernos y son invisibles a las imágenes satélite.

Las que continúan en Gran Bretaña habitan en colinas huecas; algunas de ellas se elevan y dejan al descubierto grandes salas interiores y otras tienen pasajes que comunican con enormes cavernas sumidas en la penumbra. Las colinas de las hadas están señaladas por corros de hadas o por un árbol de espino.

Las hadas solitarias viven en árboles, en estanques con mucha vegetación acuática o bajo setas, en ruinas, en cuevas, bajo puentes o,esporádicamente, en las casas.

Nacimiento

La sustancia que las anima es, en sí misma su fuente de creación, ahora, existen muchas versiones referentes al nacimiento de las Hadas, unas modernas y otras antiguas, muy antiguas. En tiempos pretéritos, pero cristianizados, se afirmaba que las Hadas eran ángeles caídos o bien paganos muertos y por ello no aptos ni para subir al cielo ni para descender al infierno por lo que estaban obligados a vivir por toda la eternidad en las oscuras regiones del “reino intermedio”, es decir, nuestra Tierra.

Origen

Son muchos y muy diversos, y con frecuencia contradictorios, los mitos y leyendas acerca de las hadas. Solo una cosa es cierta: que nada es cierto. En el país de las hadas, todas las cosas son posibles... Con el progreso técnico y en un mundo materialista, nos hemos alejado de la naturaleza y ya no somos capaces de ver a las hadas Sin embargo, una persona sensible, al caminar por el bosque o al escuchar el viento y el murmullo de las olas, es capaz de percibir todavía la presencia discreta de los seres mágicos, y comprender que el mundo encantado de antaño puede seguir vivo.

Para que ese niño interior pueda seguir vivo en cada ser humano, necesitamos abrirnos a la magia, al juego, y muy especialmente a la fantasía. Esta es una invitación a todas aquellas personas que se animen a intentarlo, traspasando las fronteras del espacio, del tiempo y de la racionalidad. Este es un viaje, donde no necesitamos equipaje alguno.

Clases de hadas

Fuentes

  • Callejo, Jesús (1995). Hadas. Madrid: Editorial Edaf. ISBN 978-84-7640-973-2.
  • – (1999). Hadas. Volumen 2 de la Obra completa Seres Mágicos. Madrid: Editorial Edaf. ISBN 978-84-414-0672-8.
  • – (2001). Las hadas. Madrid: Editorial Edaf. ISBN 978-84-414-0851-7.
  • Kirk, Robert (1993, 2009). La Comunidad Secreta. Edición y traducción de Javier Martín Lalanda. Tapa blanda/Cartoné. Colección Libros del Tiempo 283. Madrid: Ediciones Siruela. ISBN 978-84-7844-179-2 / ISBN 978-84-9841-277-2.
  • VV.AA (2009). Cuentos populares de las Tierras Altas escocesas. Editor literario José Manuel de Prada Samper. Colección Las Tres Edades/ Biblioteca de Cuentos Populares 12. Cartoné. Madrid: Ediciones Siruela. ISBN 978-84-9841-292-5.