Huitzilopochtli

Revisión del 15:13 10 oct 2019 de Boulisi (discusión | contribuciones) (Mitología)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Huitzilopochtli
Información sobre la plantilla
Huitzilopochtli.jpg
Religión o MitologíaMitología azteca
Patrón(a) o Dios(a) deDios principal de los aztecas
Venerado enTemplo Mayor, Tenochtitlán

Huitzilopochtli. (en náhuatl: Colibrí del sur, colibrí de la izquierda del Sol) dios solar guerrero de los aztecas, el dios más importante de Tenochtitlán. Era un dios nuevo no evolucionado de ningún grupo ancestral.

Iconografía

Huitzilopochtli era representado por lo general llevando un colibrí o un casco con plumas en la cabeza, y una serpiente bajo su pierna izquierda, un espejo, o un escudo de guerrero. Debido a la naturaleza no tribal de Huitzilopochtli, imágenes o esculturas suyas no aparecen en ningún lugar a excepción de su templo. El casco era su único rasgo distintivo. Esta pudo haber sido una razón por la cual los aztecas aceptaron a los españoles tan fácilmente: los cascos que llevaban los conquistadores españoles eran notablemente semejantes al de Huitzilopochtli. En un irónico giro, la brutal masacre de Tenochtitlán por los españoles se produjo cuando los aztecas se reunían el día de la fiesta de Huitzilopochtli.

Mitología

Los aztecas veían la trayectoria del Sol a través del cielo como la lucha diaria de Huitzilopochtli con el inframundo, una victoria a la mañana cuando se levanta, luego una derrota a medida que desciende por la tarde para su viaje nocturno a través de la oscuridad. Su nombre refleja la creencia azteca de que cuando un guerrero moría, su alma se convertía en un colibrí que viajaba con el Sol. Un mito sobre el origen de Huitzilopochtli dice que salió del vientre de su madre Coatlicue ya como un guerrero adulto. En otro mito, es el héroe-dios que llevó a los aztecas de su tierra de origen mítica Aztlán, en el noroeste de México hasta el Valle de México donde con el tiempo se construyó el imperio azteca. Durante los 200 años de la migración, los gobernantes sacerdotes llevaron un ídolo de Huitzilopochtli, preparando a la gente (a través de los sacerdotes) para la gran civilización por venir.

Culto

El templo de Huitzilopochtli en Tenochtitlán estaba en la cima de la pirámide principal junto con el de Tláloc, dios de la lluvia. Esta yuxtaposición simbolizaba tanto la necesidad de la gente del sol y la lluvia, sin la cual no podían existir, como el ciclo anual compuesto por una temporada seca y otra húmeda. Su templo estaba decorado con cráneos de piedra sobre un fondo pintado de rojo.

Fuentes

  • Bingham, Ann. South and Meso-American Mythology A to Z. New York : Facts On File Inc., 2004.