Ismael Rivera

Revisión del 00:11 29 may 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ismael
Información sobre la plantilla
Ismael rivera hs 000.jpg
NombreIsmael Maelo Rivera
Nacimiento5 de octubre de 1931
Santurce, Bandera de Puerto Rico Puerto Rico
Otros nombresSonero Mayor
PadresMargarita Rivera García y Luis Rivera Esquilín

Ismael Rivera. Apodado "El Sonero Mayor".

Síntesis biográfica

Nació el 5 de octubre de 1931 en el antiguo San Mateo de Cangrejos, Santurce, Puerto Rico. El primer hijo del matrimonio compuesto por Margarita Rivera García, ama de casa, y Luis Rivera Esquilín, carpintero ebanista. A Ismael le siguieron cuatro hermanos: Diego, Laura, Ivelisse y Tommy. De niño se distinguió por un apasionado interés en la música y se la pasaba improvisando con latas y palitos.

A temprana edad debió abandonar sus estudios para buscarse unos pesitos como limpiabotas y así contribuir con el sostén del hogar. A los 16 años se inició como albañil, aunque se la pasaba cantando y tocando en los rumbones que se formaban en la Calle Calma; (calma era lo que menos había en esa calle, era irónico porque además al lado quedaba la calle Tranquilidad que era otro barrio de bomba y plenas muy encendidas). Y otros sectores del Santurce Cangrejero, en unión de su amigo y compadre Rafael Cortijo.

Inicios

La primera vez que se juntaron para tocar Ismael y Cortijo fue en 1948, en el Conjunto Monterrey, dirigido por Monchito Muley, Maelo como conguero y Cortijo como bongocero. Pese a su interés en cantar, nunca le dieron oportunidad. Un día, mientras Cortijo tocaba en La Riviera, en La Marina Sanjuanera, llegó el entonces albañil a pedirle trabajo y fue contratado por un sueldo de $32.80 semanales, por debajo de los $ 55.00 que ganaba tirando mezcla fina.

Fama

En 1952 debió dejarlo todo para formar parte del ejército de Estados Unidos, pero fue licenciado por su deficiencia en el inglés. A su regreso a la Isla, Cortijo le consiguió trabajo con la Orquesta Panamericana de Lito Peña, con quien grabó y pegó los éxitos "El Charlatán", "La vieja en camisa" y "La sazón de abuela". Con "El charlatán" se dio a conocer en todos los rincones de la Isla, y posteriormente consiguió la fama internacional. Entre set y set, Maelo salía de El Escambrón y se iba a descargar con su amigo Rafael Cortijo en el Black Magic de Miramar. Un incidente de faldas precipitó su salida de la Orquesta Panamericana y Lito le pidió que no cantara ese día en el programa radial de la orquesta.

Pero Ismael decidió no cantar con la orquesta ése ni el resto de sus días.

En 1954 se integra al grupo de Rafael Cortijo, con quien grabaría 17 discos. Con el Combo de Cortijo pegó un sinnúmero de éxitos, entre ellos:

  • "El bombón de Elena", de don Rafael Cepeda.
  • "El negro bembón"
  • "Juan José"
  • "Besitos de coco"
  • "Palo que tú me das"
  • "Quítate de la vía Perico"
  • "Oriza"
  • "El chivo de la campana"
  • "Maquinolandera"
  • "La Taberna India"

...y reclamada por hoteles de lujo y grandes centros de baile de la época, entre ellos el Palladium Ball Room. En 1957 formó parte de una tremenda "guerrilla" que tocaba en televisión, que incluía a Rafael Hernández en la guitarra, Luisito Benjamín al piano, Lito Peña en el clarinete a Ismael en las maracas.


Rafael Cortijo fue uno de los amigos más importantes de Rivera, según testimonio de Catalino Tite Curet Alonso: Ellos se conocieron trece años antes de que se conformará el "Combo".

A finales de los 50s, la bomba y la plena logran introducirse en los más reclamados salones de baile, gracias al combo de Cortijo y su cantante Ismael.


La Bomba y la Plena se interpretaban de dos maneras: en grupos folklóricos con percusión y canto y por medio de orquestas estilizadas, para turistas, como la Orquesta Siboney y la de Rafael Muñoz.

Cortijo y sus muchachos hicieron más modernos estos ritmos agregando sonido de vientos, piano y bajo para letras de tres minutos como novelas de barrio.

Ismael y Cortijo tocaron y cantaron en forma vigorosa y renovadora los aires criollos puertoriqueños, le dieron un aire fresco a esos tambores trepidantes.

Tal fue el asombro ante el fenómeno musical creado por Ismael Cortijo, atraído por la finura de sus nítidas improvisaciones y excepcional clave, que el Bárbaro del Ritmo, Benny Moré, lo bautizó como "El Sonero Mayor", nombre que le seguiría durante su gloriosa carrera musical.

Esta gran acogida de Cortijo y su Combo se debió a que expresaban el sentimiento de su gente y revertían con optimismo los problemas de su pueblo, celebrando el presente y saludando jubilosos el futuro y la esperanza.

En Nueva York, la colonia latinoamericana escuchaba y bailaba su música porque les recordaba quiénes eran, mientras a los boricuas residentes en la urbe los hacía sentirse de regreso a su patria. Durante esos años la banda alternó con las grandes orquestas que deleitaban a los bailadores en el famoso Palladiun Ball Room, entre éstas la de Tito Rodríguez, Tito Puente y Pérez Prado.

"Calipso"(pelíula)

En 1959 Ismael participó junto al Cortijo y su Combo en la película "Calipso", una producción italo-francesa dirigida por Franco Rossi, con Harry Belafonte de protagonista, cinta que conmovió al público latinoamericano, particularmente a los colombianos.

Tras un problema con la justicia, Maelo es separado de la sociedad y enviado a cumplir sentencia en el programa carcelario de rehabilitación en Lexington, Kentucky, donde permaneció confinado cerca de cuatro años. Un compatriota suyo, Bobby Capó, sintió como propio el encierro de Ismael, y le compuso un número que llegaría a convertise en himno de los reclusos: "Las Tumbas".

Algunos de sus éxitos

Al salir de la cárcel, mientras su compadre Cortijo reintegra a varios de sus músicos en su "Bonche", Maelo adelantó música con el percusionista Kako, Tito Puente y su propia orquesta, Los Cachimbos impactaron el panorama musical con sus grabaciones "La controversia" y "La soledad", y posteriormente "Mi negrita me espera" y "Dime por que", dos clásicos de la salsa. Curiosamente, los salones de salsa en Medellín cierran con "Mi negrita me espera", todos la cantan a coro sin bailarla. Otros éxitos con Los Cachimbos fueron "San Miguel Arcángel", "La gata montesa", "La manía de tu mujer", "Maña, Maña" y el bolero de serenata "Hasta Mañana".

Fuente