Letra C

Revisión del 05:22 13 ago 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
C
Información sobre la plantilla
Letra C.JPG
Tercera letra del orden internacional. Su nombre es “ce”.

La C - c. Tercera letra y se clasifica como consonante siendo la segunda en el alfabeto latino internacional. Su nombre en español es femenino: la ce, y su plural ces; se representa gráficamente como “c” para minúsculas y “C” para mayúsculas.

Historia

La letra C y G vienen de un jeroglífico egipcio que tenía la forma de un bumerán.

Surgimiento

La C latina en realidad es una herencia etrusca. En su forma confluyeron dos variantes etruscas diferentes, ambas empleadas en etrusco para la oclusiva sorda, en dos modalidades fónicas según la vocal a la que precediera. La verdadera "gamal" que da la gamma griega, los etruscos la habían eliminado de su signario (su lengua carece de la oclusiva gutural sonora).

Tenían pues dos variantes, una correspondiente a la kappa griega y del mismo origen, fuerte y sorda, gutural adelantada que escribían ante los sonidos a/r, y otra correspondiente a la C, también fuerte y sorda que escribían ante las vocales e, i, gutural media, y además la Q, del mismo origen que la koppa, velar sorda guturalizada para escribir ante u, ya fuera u sola, o u semiconsonante seguida de vocal. Los latinos usarán la q en epigrafía arcaica también ante o en alguna rara excepción, letra que recuperan más tarde por su cuenta, ya que los etruscos no tenían vocal o y eliminaron el signo).

Esta es la norma gráfica que heredan los romanos y se puede observar que aplican rigurosamente en sus primeros documentos escritos (las inscripciones latinas más antiguas). El problema es el siguiente: el signo correspondiente a la kappa se escribía con sus trazos separados, aproximadamente así I<, y al poco, por economía gráfica, se acaba suprimiendo muchas veces el trazo vertical, con lo que queda <, que coincide con la variante epigráfica más arcaica de la C, que es simplemente <. Por eso Caesar, que en realidad procede de una I< originaria, y siempre sonó k. Las formas con C originaria, variante también de la kappa y uno de la gamma en los etruscos, son otras.

Pero el problema se complica. El signario etrusco no tenía signo para la gutural sonora g (en su lengua no existe), y los romanos debían representar ese sonido que sí tenían en su lengua. Al principio recurrieron a hacerlo con la letra C también, por carecer de otro signo (hasta que inventaron la G sobre la forma de la C). Por eso muchas C arcaicas suenan, en unos casos k y en otros casos g (sonora): un criterio sencillo es que ante e,i, puede sonar de ambos modos, ante a, siempre que sea C originaria suena g, pues de lo contrario hubiera sido K, y habría constancia gráfica, aunque esta después evolucionara a C. Ellos sabían cómo pronunciarlo en cada caso por conocimiento de la palabra. En el caso de Caius, este antiguo praenomen era con gutural sonora (y siempre lo fue, aunque la costumbre gráfica arcaizante de ciertos nombres, para no diferenciarse de los antepasados, dejó ahí siempre la C, y nunca anotó G).

Significado gráfico

Está relacionada con la palabra hebrea gimmel que significa camello, donde la figura de un triángulo, sin la línea base o de abajo, simboliza la joroba del camello.

Correcto uso de la C

La C puede ir en palabras en que toma el sonido suave como el de la Z bullet o puede tomar un sonido fuerte como el de la K. Desde el punto de vista ortográfico todas las palabras que llevan ca-co o cu van con la letra c. También llevan C, cuando esta letra tiene sonido fuerte ante a, o, u, l, r, y antes de la última sílaba. Las terminaciones -cito, -cita, -cillo, -cilla, -cecillo, -cecilla se escriben con c. Ejemplos: pedacito, nochecita, calzoncillo, manecilla, pececillo.

Fuentes