Manuel Villalón Verdaguer

Revisión del 08:56 14 ago 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Información sobre la plantilla
Manuel Villalón y Verdaguer.jpeg
NombreManuel Villalón Verdaguer
Nacimiento22 de diciembre de 1877
NacionalidadCubana

Manuel Villalón Verdaguer. Abogado cienfueguero que logró gracias a su intensa labor legislativa, que aprobaran las leyes de la pavimentación de las calles y las aceras de Cienfuegos y las de alcantarillado y pavimentación de las de Santa Clara entre otras.

Síntesis biográfica

Nació en Cienfuegos el 22 de diciembre de 1877, procedente por línea materna de una de las familias más antigas y arraigadas de Santiago de Cuba y por la paterna de uno de los primeros pobladores de Cienfuegos: el coronel D. Joaquín Verdaguer.

Infancia y juventud

Fue educado en su ciudad natal donde estudió los primeros años del bachillerato que continuó en el Instituto de La Habana, en cuya Universidad cursó la carrera de Derecho y se graduó en 1898.

Una vez doctorado abrió su bufete de abogado en Cienfuegos y fue uno de los organizadores del Partido Republicano, siendo elegido Secretario de su primera Asamblea Municipal y Delegado a la Provincial, de cuya mesa de edad formó parte como secretario.

Cargos desempeñados

Después fue nombrado Juez Municipal de Cienfuegos, desempeñando interinamente durante largo tiempo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de esta ciudad.

Bajo la primera Intervención fue designado por el general Wood para resolver la grave cuestión política creada en Cienfuegos respecto a la legalidad del Partido Republicano, encargo que cumplió con imparcialidad y justicia.

Posteriormente fue nombrado Registrador de la Propiedad de Santa Clara y más tarde elegido Concejal del Ayuntamiento de Cienfuegos, cargo que desempeñó hasta 1906. Estuvo afiliado por ese entonces al Partido Conservador.

En las elecciones verificadas en 1908 fue electo Consejero Provincial de Santa Clara, cuyo organismo lo eligió primero Secretario y después Presidente. A la muerte del general Robau, gobernador de la Provincia, asumió durante más de tres años ese Gobierno, desempeñándolo con acierto hasta el 24 de febrero de 1913.

Como gobernador de Santa Clara

Siendo gobernador imprimió mucha actividad a los asuntos provinciales, organizando certámenes artísticos y realizando importantes obras públicas en el territorio de la provincia, entre las que figuran, el Palacio Provincial, el puente sobre el arroyo “El Inglés”, en esta ciudad, sólida obra de concreto a la que puso el nombre de “Puente del General Cabrera”; la carretera de Cienfuegos a Camarones, comenzaba con la idea de unirla, en su día, con la que inició también desde Santa Clara a Esperanza, la del Junco a La Sierra y otras.

Como representante de la Cámara

En las elecciones de 1913 fue electo Representante a la Cámara, habiendo figurado en la Comisiones de Justicia y Códigos, Asuntos Municipales y Provinciales, Relaciones Exteriores y Obras Públicas, en las cuales emitió numerosos dictámenes.

También figuró en comisiones especiales, entre estas la de la reforma del Código Electoral, contribuyendo a la redacción de las bases que sirvieron a la que redactó dicho Cuerpo bajo la dirección técnica de Mr. Crowder.

Logros de su labor legislativa

Presentó y logró sacar triunfantes numerosas leyes de importancia entre las que descuellan la de la pavimentación de las calles y las aceras de Cienfuegos y las del alcantarillado y pavimentación de las de Santa Clara, como así mismo una ley sobre jubilación de los empleados públicos.

Su intensa labor legislativa la forman cincuenta y dos proposiciones de ley relativas a asuntos nacionales y provinciales y diez y ocho sobre concesión de pensiones a diferentes personas, presentadas a la Cámara en el curso de su actuación como representante.

A su iniciativa se debió la inclusión en los Presupuestos Nacionales, del crédito para la construcción del “Paseo de Méndez”, hoy Paseo del Prado de Cienfuegos que tanto aporta en belleza a la ciudad.

Fuentes