Mijaíl Glinka

Revisión del 20:12 18 jun 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Mijaíl Ivánovich Glinka
Información sobre la plantilla
Mijaíl Glinka.jpg
Mijaíl Glinka en 1856.
Nacimiento2 de junio de 1804
Novospásskoye, cerca de Smolensko, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento15 de febrero de 1857
Berlín, Bandera de Alemania Alemania
OcupaciónCompositor
CónyugeMaria Petrovna Ivanova

Mijaíl Ivánovich Glinka. Fue un compositor ruso. Nace en Rusia en 1804 y muere en Berlín en 1857.

Síntesis biográfica

Hizo sus primeros estudios por pura afición y desordenadamente. En 1830, por motivos de salud, dejó el puesto que tenía en San Petersburgo en el Ministerio de Comunicaciones, y marchó a Italia.

Allí se dio cuenta, primero, de que necesitaba ordenar sus estudios, y, segundo, de que su patria no tenía una música propia, y vivía de la imitación de lo extranjero.

Fue a Berlín, y en 1834 volvió a Rusia, y poco después comenzó a escribir una ópera rusa, de carácter patriótico por el tema y por el estilo. Para ello tuvo que acudir a la cantera de la canción popular, de la que fue en Rusia el primer explorador.

Composiciones

Tras dos años de esfuerzos, produjo La vida por el Zar (ópera), que obtuvo un gran triunfo e hizo vibrar de patriotismo exaltado a los espectadores.

Esa tendencia nacional lo hizo odioso en Ucrania, donde se le miraba casi como un traidor, como se consideró luego a los literatos que escribían en ruso siendo ucranianos.

Su segunda ópera, Ruslan y Ludmilla, inspirada en un poema de Puchkin, fue estrenada el 9 de diciembre de 1842. Tuvo un éxito reducido; pero su influencia ha sido mayor en el porvenir de la música rusa.

Glinka fue el primero que halló en los cantos populares de su país la fuente única de inspiración y defendió en Rusia la nacionalización absoluta del arte musical, como único camino para conseguir su universalidad.

Acerca de su obra

¨Sus obras denotan una inteligencia singular. Están escritas con suma corrección técnica, y en ellas abundan efectos instrumentales y armónicos de mucha calidad. Puede asegurarse que fué el inspirador de todo el florecimiento de la música rusa en el siglo XIX¨(...) ¨La obra de Glinka, que tiene una enorme importancia precursora, adolece de algunos defectos y palidece al lado de la de sus discípulos, que supieron realizar sus ideas con más fortuna. En sus dos primeraa óperas, La vida por el Zar y Ruslan y Ludmilla aplicó íntegramente sus teorías, y por ello éstas son sus partituras más interesantes¨[1]

Referencias

  1. Ríos Sarmiento, Juan. El libro de la Ópera. Editorial Juventud S.A. Barcelona, 1957.

Fuentes

  • Giordano, Alberto. Los Genios de la Música. Editorial Sophos, Buenos Aires. 1944
  • Ríos Sarmiento, Juan. El libro de la Ópera. Editorial Juventud S.A. Barcelona, 1957
  • es.wikipedia.org