Neoplasticismo

Revisión del 10:00 22 mar 2011 de Cumanayagua3 jc (discusión | contribuciones) (Página creada con '{{Obra_plástica_o_arquitectónica|nombre=Silla roja y azul|imagen=silla rojia y azul.jpg|descripcion=Mueble neoplasticista|autor=Arquitecto: Gerrit Thomas Rietveld|fecha=[[1917...')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Plantilla:Obra plástica o arquitectónicaNeoplasticismo: corriente artística nacida en Europa en la segunda década del Siglo XX que difunde una práctica artística basada en la idea de despojar al arte de todo elemento accesorio para llegar a la esencia plástica a través de un lenguaje objetivo y, por ende, universal.

Antecedentes

Los orígenes de este movimiento se pueden dirigir a Piet Mondrian, quien a principio del Siglo XX comenzó a crear a partir de representaciones figurativas, ejecutadas dentro de la tónica naturalista, llegó por estilizaciones progresivas a transformar las figuras en organizaciones geométricas; de un árbol simétricamente compuesto se desprendió su famosa pintura a base de signos de más [+] y menos [-], la composición de 1915; de la imagen de un animal obtuvo una serie de rectángulos correspondientes a las abstracciones de todas sus estructuras; una vez en este punto su evolución comenzó como una elaboración paciente e inacabable de telas fundamentadas en la interacción de sistemas ortogonales, animados por el color, que, en su última época, redujo a los matices primarios. Las teorías de Mondrian tienen su origen en las obras cubistas de Georges Braque y Pablo Picasso. En este sentido es válido recordar que los artistas neoplásticos reivindican el proceso de abstracción progresiva en virtud del cual las formas se irían reduciendo a líneas rectas horizontales y verticales; y los colores al negro, el blanco, el gris y los tres primarios. En esencia el neoplasticismo se nutre de un elementalismo místico, que fue racionalizado por el propio Mondrian en el artículo titulado “La nueva expresión plástica [Cahiers d’Art, 1926], al decir:

“Una composición [prevalece] basada exclusivamente en el equilibrio de las relaciones puras, surgiendo de la intuición pura por la unión de la sensibilidad agudizada y de la inteligencia superior.”

Fundamento

El neoplasticismo transfiere a la arquitectura la configuración espacial y severa simplicidad de proporciones elementales, tal como había sido concebida por Mondrian en su pintura. Este movimiento reduce toda composición a líneas y planos, agotando al extremo las posibilidades de dirección de las áreas y el recurso de lo ortogonal. De esta manera toda composición, aunque no se reduce al uso de planos, líneas y ángulos rectos, si los torna protagónicos. Otra particularidad esencial de este movimiento es la reducción cromática en las composiciones, las que se trabajan sobre la base de los Colores primarios [rojo, amarillo y azul] y los no colores [negro, gris y blanco]. La estética del neoplasticismo descansa en la idea de un orden autónomo y colectivamente válido, que trae la visión clara de “lo normalizado, lo constructivo y lo funcional”; excluyendo así a las construcciones plásticas de toda arbitrariedad y carencia de planificación.

Características de las composiciones neoplásticas

• Movimiento artístico cuya estética invade a las bellas artes: Pintura, Escultura y Arquitectura • Preferencia por los colores primarios más el blanco, el negro y el gris. • Preferencia por el uso de la línea recta, los planos y el ángulo recto. • Arte que descansa su visualidad en lo modulado y proporcionado. • Reducción de las formas a una geometría simple. • Ven la belleza en la simplicidad de las formas geométricas. • Búsqueda de la perfección y la armonía plástica • Lenguaje plástico objetivo y como consecuencia, universal • Predominio de los conceptos de estructura y composición

Representantes

Entre los principales representantes del movimiento nepolasticista podemos citar a Van Doesburg, el pintor Wilmos Huszár, el catalán Estéfano Viu, el escultor Georges Vantongerloo y los arquitectos Jacobus Johannes, Pieter Oud y Gerrit Thomas Rietvel.

Fuentes