Tumboa

Revisión del 14:05 19 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Tumboa
Información sobre la plantilla
Welwitschia1.jpg
Nombre Científico:'
Reino:Plantae
División:Gnetophyta
Clase:Gnetopsida
Orden:Welwitschiales
Familia:Welwitschiaceae
Género:Welwitschia
Hábitat:Zonas desérticas de Bandera de Angola Angola y Bandera de Namibia Namibia

Tumboa. Es una planta rara que habita en el desierto, localizándose principalmente en Angola y Namibia. La flor es única de ese género. De la planta crecen nada más que dos hojas, las cuales le permiten absorber el rocío del desierto.

Es un fósil viviente que puede vivir hasta 1.000 años, con algunos ejemplares capaces de alcanzar los 2.000 años. El nombre científico es Welwitschia mirabilis.

Taxonomía

Nombre científico

  • Welwitschia mirabilis Hook. f.[1] [2]

Autores

Descubrimiento

Esta planta es descubierta en 1860 debe el nombre al médico y botánico austriaco Friedrich Welwitsch, que la descubrió en el desierto de Namibia, cerca de Angola. Este científico recolectó y envió muestras de la planta a Sir Joseph Dalton Hooker, director del Jardín Botánico de Kew en 1862.

Hooker describió la planta y le puso el nombre en honor a Welwitsch, a pesar de que éste aconsejo llamarla Tumboa, que era el nombre nativo en Angola. El nombre de la especie “mirabilis” significa maravilloso en latín. El nombre fue posteriormente cambiado a bainessi, en honor a Thomas Baines, artista y viajero que encontró también un ejemplar de la planta en el lecho seco del río Swakop, en Namibia, en 1861. Pese a este cambio, mirabilis sigue siendo el nombre específico reconocido hoy día.

Los científicos creen que Welwitschia es una reliquia de la época jurásica, cuando las gimnospermas dominaban el mundo vegetal. Los ancestros quedaron atrapados en un ambiente que lentamente se hizo más árido y del cual fueron desapareciendo todas las especies vegetales próximas, salvo esta.

Características botánicas

Presenta el aspecto de una inmensa zanahoria prominente de la que emergen dos hojas anchas y rastreras de características únicas en el reino vegetal, pues el crecimiento es continuo a lo largo de la vida de la planta.

Está formada por un tronco grueso del que parte una potente raíz y dos únicas hojas, estas hojas no se caen nunca y no dejan de crecer a lo largo de toda la vida de la planta, son consistentes, acintadas y anchas, reposan sobre el suelo y el crecimiento continuo hace que se retuerzan y curven.

Los extremos finales se van deshilachando a medida que las hojas van creciendo, desecados por el sol y el viento, pueden alcanzar decenas de metros, en el hábitat natural no suelen sobrepasar los 15 metros. Este crecimiento foliar ininterrumpido es exclusivo de esta planta, no existiendo un caso similar en todo el reino vegetal.

Tras la germinación, los cotiledones crecen 25-35 milímetros y se van transformando en las dos únicas hojas que posee. Después de que éstas aparezcan, los capullos de los cotiledones emergen y dentro de ellos degeneran los extremos de crecimiento causando la elongación de los capullos. Es la única especie que no presenta traqueidas en la estructura interna del eje caulinar.

Adaptación al ambiente del desierto

Se adapta a las duras y hostiles condiciones ambientales que reinan en el Desierto de Namibia. La planta crece en comunidades aisladas a lo largo de una estrecha franja de tierra que se prolonga longitudinalmente unos 1.000 kilómetros desde el río Kuiseb, hasta Mossamedes al sur de Angola.

El área de distribución coincide con el cinturón de nieblas costeras que se forman gracias a la combinación de las aguas frías del mar y los vientos constantes que empujan la humedad tierra adentro, estas nieblas permiten que la planta penetre entre 100 y 150 kilómetros el interior de este desierto.

La elevada presencia de estomas en ambas caras de las hojas le permite captar el agua directamente de las nieblas. La forma especial de sus hojas hace que éstas actúen como un embudo que dirige el agua de condensación hacia sus raíces.

Pese al eficaz aprovechamiento de la humedad ambiental, la planta necesita otros aportes suplementarios de agua, en un desierto donde las lluvias son escasas y erráticas, este aporte lo suele conseguir de aguas subterráneas, gracias a la potente raíz. El tronco de la planta presenta una corteza acorchada, que ha sido interpretada por los científicos como una adaptación al fuego, tan frecuente en la sabana.

Una de las técnicas de supervivencia más espectaculares que la planta utiliza es la absorción del agua de la niebla a través de sus hojas. De esta manera el agua se condensa por las hijas y alimenta a la planta. Actualmente hay proyectos de investigación que están intentando emular esta técnica en lugares áridos donde hay niebla para recolectar agua.

Como alimento

Es utilizada por los antílopes y rinocerontes en el desierto, los que suelen masticar las hojas en tiempos de sequía, obteniendo agua de ellas y escupiendo después las fibras. También suelen comer la parte blanda central de la que parten las hojas, esta acción no llega a dañar a la planta, que puede continuar con su crecimiento a partir de los tejidos de los meristemos.

El corazón de la planta es consumido por los seres humanos, ya que el sabor es agradable, tanto crudo como cocinado.

Cultivo

Se reproduce a partir de semillas, para cultivarla es necesario reproducir las condiciones del hábitat original. Las semillas deben mantenerse húmedas y expuestas a la luz y al calor para favorecer su germinación. Los primeros ocho meses tras la germinación son los más delicados, porque la planta es sensible al ataque de hongos. Superado este tiempo, la planta se desarrollará con éxito, incluso en tiestos o macetas.

Al momento de culltivarla hay que tener en cuenta la profundidad y potencia que alcanza la raíz, por lo que se recomienda buscar un contenedor adaptado a esta circunstancia.

El sustrato a utilizar también es importante, es preferible usar una mezcla de arena, aunque esto suponga más necesidad de riego y el aporte de fertilizantes. Los sustratos ricos en materia orgánica aumentan el riesgo de infecciones fúngicas en plantas propias de climas desérticos como esta.

Referencias

  1. Nombre científico de Welwitschia mirabilis. Consultado 4 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  2. Nombre científico de Welwitschia mirabilis. Consultado 4 de agosto de 2012. Disponible en:www.theplantlist.org
  3. Autores de Welwitschia mirabilis. Consultado 4 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org

Fuentes